Imagen de la potabilizadora de El Atabal. Emasa

Emasa proyecta una planta fotovoltaica para el autoconsumo de la ETAP El Atabal

Una vez construida, sería la mayor instalación de este tipo operada por el Ayuntamiento de Málaga, con una superficie total de 24.592 metros cuadrados

La planta solar permitiría un ahorro inicial del 18% en el gasto energético de los procesos que se llevan a cabo en la ETAP

El coste de esta infraestructura es de 3,6 millones de euros, que podrían reducirse a 2,1 millones de concederse una subvención que está tramitándose

20 enero 2023 | Comunicación Emasa | Categoría: Noticias Emasa

La Empresa Municipal Aguas de Málaga, Emasa, proyecta la construcción de una planta fotovoltaica destinada al autoconsumo de la estación de tratamiento de agua potable (ETAP) El Atabal. El diseño prevé el aprovechamiento de las cubiertas de varias infraestructuras ubicadas en el recinto de la ETAP y del depósito de Teatinos para la colocación de placas solares con una superficie total de 24.592 metros cuadrados. Esto supone que, una vez construida, sería la mayor instalación de este tipo operada por el Ayuntamiento de Málaga, capaz de cubrir la demanda de energía eléctrica de 2.000 viviendas y con un tamaño que casi duplicaría el del resto de las 70 instalaciones fotovoltaicas que el Consistorio tiene previsto poner en marcha este año.

La redacción del proyecto de la planta fotovoltaica se adjudicó el pasado mes de noviembre por 21.473 de euros. Esta instalación alcanzaría una potencia de 3.165 kilovatios pico, que producirían 5.255 megavatios anuales de energía renovable. Además, el uso de la planta solar reduciría las emisiones de dióxido de carbono de la ETAP El Atabal en 2.400 toneladas al año.

Los técnicos de la empresa municipal calculan que la puesta en servicio de esta planta fotovoltaica permitiría un ahorro inicial del 18% en el gasto energético de los procesos que se llevan a cabo en la ETAP El Atabal. Así, esta actuación supondría un ahorro total de 4,6 millones de euros durante los 20 años de vida útil que podría tener la planta solar.

El coste estimado de esta planta fotovoltaica es 3,6 millones de euros. No obstante, Emasa ha solicitado una subvención a fondo perdido de 1,5 millones de euros a través de las ayudas europeas del programa Next Generation dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que, en caso de concederse, reduciría la inversión necesaria a 2,1 millones de euros, cantidad que se amortizaría en cuatro años.

Emasa espera que el proyecto cuente con esta subvención ya que cumple con los requisitos necesarios para acogerse a los incentivos del Real Decreto 447/2021, de 29 de junio, por el que se aprueba la concesión de ayudas para el autoconsumo con fuentes de energía renovable.

En estos momentos, la solicitud de esta subvención ha superado la primera etapa y sigue en tramitación. Antes de finales del próximo mes de mayo se conocerá si se ha concedido la ayuda solicitada.